Girl Power

Vivir de tu pasión no es un mito, es una realidad, por Lilia Ortega

IDENTIFICA Y DESARROLLA TU PASIÓN. Piensa la siguiente pregunta. ¿Qué es lo que harías todos los días y qué no te pagarán por ello? ¿Cantarías, serías mamá, cocinarías? ¿Qué es eso que harías sin excepción? Eso que sientes con el corazón, puede ser tu pasión y para descubrirlo, tienes que probarlo, si algo no te gusta, no deseches la idea de encontrar tu pasión, muévete hasta encontrarla o quizás te pude encontrar a ti. Si siempre has sabido cuál es tu pasión, trabaja en ella cada día, no la dejes olvidada en el cajón.

ROMA NO SE CONSTRUYE EN UN DÍA

Vivir de tu pasión es tener PACIENCIA, tal vez necesites unos cuantos meses o unos cuantos años para vivir de tu pasión. No importa si tu pasión es ir al espacio o cocinar galletas, imagínate que eres el mejor repostero de galletas con chispas de chocolate, todos van a querer ir con el no.1. No suprimas tu pasión, si no crees que es demasiado grande, piensa en las empresas que venden productos que tal vez a ti se te hagan insignificantes, pero son los mejores haciéndolo y te aseguro que sus creadores nunca minimizaron lo que hacían al contrario, trabajaron duro para ser los mejores.

MI EXPERIENCIA

Hoy puedo decir que VIVO DE MI PASIÓN. Yo le debó a mi padre mi pasión, creo que me la inyectó desde niña, cada día que llegaba de trabajar nos decía a mí y a mi hermano: “hijos tengan lo suyo no trabajen para alguien más”, al tener mi primer trabajo lo volvió a hacer y me dijo otra vez: “no trabajes para nadie, haz lo tuyo” y fue así como la vida se acomodó y las cosas solas fueron dándose, fundé mi primera marca de accesorios, fui proveedor de una gran corporativo y luego vino iMagenta con la que he trabajado por más de 6 años creando marcas, identifiqué que amo darle vida a las marcas, pero lo que realmente me apasiona es emprender y trabajar con emprendedores..  Hoy por hoy, gracias a que vivo de mi pasión puedo trabajar en cualquier parte del mundo, y lo más importante ser dueña de mi tiempo.

CONSEJOS

Identifica eso que te mueve y que te llena, decídete y ahora en adelante dedica una hora todos los días a tu pasión, conviértelo en un hábito, busca la manera de monetizarlo y de convertirlo en un negocio, poco a poco incrementa el tiempo que pasas con tu pasión hasta que lo conviertas en full time, te aseguro que tu calidad de vida aumentará, llevarás a tu inteligencia emocional a un nivel más alto y lo más importante serás una persona plena y feliz. Vivir de tu pasión no es un mito, es una realidad, por Lilia Ortega Por Lilia Ortega. Diseñadora y fundadora de iMagenta una plataforma de Branding y Emprendimiento, enfocada en crear e impulsar marcas con personalidad en un mundo digital.  Contacto  imagenta.mx Síguela en Facebook e Instagram como @imagentamx]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *