Girl Power

Cómo usar la competencia profesional para tu beneficio

¿Por qué es normal? Porque nos han enseñado que las “carreras” son para competir. Que en el trabajo tienes que ganarte el mejor puesto; y sólo así, demuestras que no eres una fracasada. Aún cuando no compitas contra una co-worker, la competencia es natural para el ser humano. Y la presión puede ser muy complicada a veces. Pero esta vez, veamos el lado positivo de competir a nivel profesional. Hay que usarlo a nuestro favor.

Deja atrás el resentimiento 

Antes que nada, hay que dejar esos resentimientos atrás. Son naturales, pero sólo te retrasan. Recuerda que las personas que compiten contigo no son tan diferentes a ti. Están tras las misma metas. No es algo personal. Simplemente quieren lo mismo y van a luchar por eso. Así que mantén tus emociones controladas; sino tu sola te complicarás la existencia.

Piensa en colaboración antes que en competencia

Estamos de acuerdo que un cierto nivel de competencia es necesaria en tu ámbito profesional. Pero  muchas veces estamos tan metidas en crecer,  que en lugar de colaboradoras vemos competencia. Sobretodo cuando hablamos de tus co-workers. Pero es muy importante ver que la mayoría del tiempo, están en el mismo equipo.

Aprende de tu competencia

Independientemente de todo ¿Te has puesto a pensar lo que puedes aprender de tus competidores? Muchísimo. Si tu co-worker fue promovida antes que tu, encuentra el patrón. Aprende. No te des por vencida. la competencia es sana, cuando la mantienes bajo control. Esfuérzate para ser mejor cada día, pero recuerda trabajar en equipo.]]>