Girl Power

Tips para mantenerte en tu propio deadline

deadlines o tiempos de entrega pueden volverte loca si los dejas. Pero aunque no nos gusten, están ahí para motivarnos. No hay nada como tener que entregar algo ya, para lograr que te mantengas extremadamente motivada durante un par de horas. Todo para poder entregar a tiempo. Pero ¿qué pasa cuando esos tiempos de entrega nos los plantemos nosotras mismas? No suelen ser tan importantes. Es muy fácil ignorarlos, porque somos muy barcos con nostras. Te pones la meta de terminar algo par el fin de semana y fácilmente se convierte en el fin del mes. Así que te dejaremos estos consejos para que a partir de hoy te pongas más atención y te tomes más enserio.

Ponte metas cortas
Solemos ser muy ambiciosas con nuestras propias metas. Tipo: voy a bajar 20 kilos en 2 semanas. Y aunque es bueno hacerlo, el hecho de que no sean reales nos llevan al fracaso inminente; lo que logra que no nos tomemos enserio al final del día.  Despedaza estas grandes metas en objetivos más logrables. Por ejemplo: Quiero escribir un libro. Ponle deadlines a los capítulos no al libro entero.
Usa días, no semanas 
Algo hay de los tiempos de entrega, que entre más cerca estén de nosotras más presión y más facilidad tenemos para cumplirlos. Resulta, que según estudios, si pones los tiempos de entrega en días en lugar de semanas o meses, tu mente inconscientemente empieza a presionarte para que lo hagas.
Usa premios y castigos
Aveces el simple hecho de hacer algo o lograr algo no es suficientemente motivacional. Necesitas un poco más. Es por esto que si implementas regalos o consecuencias a tus tiempos, se harán más fáciles. Encuentra algo que te motive, sea negativo o positivo, y úsalo para mantenerte enfocada. Es momento de que empieces a respetar tus propios deadlines. Tómate enserio. Cumple tus propias metas. ¡Con todo el #GirlPower!  ]]>