Girl Power

Nos hidratamos bebiendo… y también comiendo

Nos podemos deshidratar progresivamente mientras trabajamos, estamos en el gimnasio, hacemos la compra o tomamos el Sol. La solución general es beber, pero desde GirlPower queremos aportar otra solución, hidratarnos comiendo. En este enlace de MujerGlam nos ofrecen algunos tips con alimentos que pueden hidratarnos casi tanto como el agua: los repasamos con ustedes.

¿Cómo hidratarme? También comiendo

Además del agua que consumimos regularmente durante el día, es muy importante saber que todos los alimentos contienen agua (algunos más que otros). Por ello, una alternativa buena y sana para hidratar el organismo es consumir preferentemente los más ricos en agua, como algunas frutas y verduras, las que además aportan vitaminas y antioxidantes que ayudan a mantener un buen estado de salud.

Alimentos ricos en agua

  • Pepino: este vegetal es una gran fuente de agua, vitamina A, B y C, azufre y magnesio. Los pepinos son muy refrescantes y se pueden añadir a las ensaladas, sopas frías o jugos naturales como limonadas. Su consumo es beneficioso para la piel, se puede aplicar de forma externa para rehidratarla y devolver luminosidad a la epidermis.
  • Manzana: esta fruta, con un 84% de agua, es jugosa y fácil de obtener durante toso el año; además reduce el colesterol, tiene agentes anticancerígenos y un alto contenido en fibra, que ayuda a combatir el estreñimiento.
  • Apio: este popular vegetal no solo aporta gran cantidad de agua, sino también fibra y vitamina A, C y K. Usualmente lo consumimos en ensaladas frías, sin embargo también puede ser utilizado para preparar guisos y zumos.
  • Tomate: el tomate contiene un 94.5% de agua, además de concentrar grandes cantidades de vitamina C, A, K y licopeno. También es diurético, antiinflamatorio y está indicado para los pacientes que sufren hipertensión. Se puede ingerir en jugo, ensaladas, salsas o como gazpacho.
  • Pimentón verde: contenido en agua, 93,9%. De todas las variedades de pimientos, el verde es el que tiene más líquido. Paralelamente, son ricos en antioxidantes al igual que los amarillos y rojos.
  • Melón y sandía: ambas frutas de verano, contienen más de un 90% de agua. De bajo contenido calórico, además son una gran fuente de minerales y licopeno, lo que los convierte en perfectos antioxidantes naturales. Un poco de melón o sandía en el desayuno o al postre es una forma perfecta de nutrir el cuerpo con potasio, magnesio y vitamina C.
  • Toronja, naranja y limón: estas ácidas frutas son esencialmente agua, por lo tanto constituyen un estupendo hidratante para cuerpo. Además, la toronja es ideal para reducir el colesterol y estabilizar los niveles de azúcar en sangre. Es muy recomendable consumirlos como jugos durante la mañana.
  • Cerezas y frutos rojos: estas frutas tienen gran componente de agua (más del 80% de su contenido es agua); además de ser de bajo contenido calórico y ricas en Vitamina C y Ácido fólico.
Seguro que se les ha antojado, como a nosotros, un desayuno o una comida  rica en frutas y, por lo tanto, que nos hidrate para afrontar este domingo. ¡Toca disfrutar de él!]]>