Girl Power

Los 10 minutos al día que pueden fortalecer tu liderazgo, por Anjali Shahani

buscan saciar necesidades espirituales, de salud y bienestar. Yo te invito a probarla para mejorar tus habilidades de liderazgo. Puede ser difícil de creer, pero tan sólo unos minutos al día de silencio pueden cambiar tu vida. Para mí, la práctica de meditación (combinada con yoga) empezó hace unos cuantos años para combatir ansiedad. Sin embargo, con el tiempo me he dado cuenta de que los beneficios van mucho más allá. La meditación ha sido adoptada por líderes de todas las ramas: desde Arianna Huffington y Justin Trudeau hasta Eugenio Derbez. Tiene innumerables beneficios incluyendo los siguientes:

  • Reducción de ansiedad
  • Manejo de estrés
  • Administración de tiempo
  • Incremento de empatía
  • Mejora en la respuesta ante adversidad
Una característica que admiro mucho en ciertos líderes es la capacidad de mantener la calma y concentración en los momentos más retadores. Existen innumerables estudios que demuestran que la meditación ayuda a fortalecer las partes de nuestro cerebro que procesan información de manera racional y a la vez debilita las conexiones hacia la parte reaccionaria. Si eres igual de intensa que yo, seguramente te has encontrado en situaciones en las que hubiera sido efectivo haber tomado unos minutos para respirar profundamente antes de reaccionar. La meditación ayuda a evaluar los retos de forma más objetiva y, por tanto, nos permite tomar mejores decisiones.    En las siguientes semanas te estaré contando más acerca de cómo meditar y hacer yoga puede mejorar tus habilidades de liderazgo. Idealmente, te sugiero meditar 20 minutos, dos veces al día. Sin embargo, puedes empezar con 5-10 minutos e ir aumentando el tiempo que meditas poco a poco. Podría contarte de los beneficios de meditación y yoga todo el día, pero nada reemplaza los frutos de una práctica personal. Por tanto, te sugiero lo siguiente: Encuentra una posición cómoda, sentada en el piso con las piernas cruzadas o en una silla con los pies en el piso y la espalda recta. Cierra los ojos y concéntrate en una sola palabra. Esta palabra, tu mantra, no tiene que tener un significado especial. Simplemente usa tu palabra para anclar tu concentración. Últimamente, he estado usando el mantra Hamsah, repitiendo cada sílaba lentamente al ritmo de mi respiración: inhalo pensando Ham, exhalo pensando Sah. Si tu mente empieza a merodear, regresa tu concentración a tu mantra, con gentileza y sin juzgarte. Si piensas que no tienes tiempo para esto, considera lo que Gandhi (una persona con grandes responsabilidades y una agenda muy ocupada) decía:
“Hoy tengo tanto que hacer que voy a meditar durante dos horas, en lugar de una.”
Encuentra estos minutos en el día para dedicarte a ti misma. ¡Medita para sacar todo el #GirlPower que llevas dentro! Los 10 minutos: Anjalí Sobre la autora: Anjali es una profesionista enfocada en administración de proyectos de desarrollo internacional. Ha trabajado en varias organizaciones en Washington, D.C. incluyendo el Banco Mundial, la Organización de Estados Americanos y una ONG llamada Accion. Adicionalmente, está en proceso de recibir su certificación para ser maestra de yoga.   Recientemente se graduó del MBA en Georgetown University y es Licenciada en Economía de la Universidad de Texas en Austin. Ponte en contacto con ella a través de sus redes sociales: Instagram @anjaliyoga108  Twitter @anjaliksha]]>