A un año del Día Internacional de la Igualdad Salarial

El día de hoy se cumple un año desde que la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 18 de septiembre como el Día Internacional de la Igualdad Salarial. Desde 2020 se creó esta fecha con el objetivo de observar cómo se da el progreso en materia de igualdad laboral. 

Con la conmemoración de esta fecha se busca que tanto mujeres como hombres tengan derecho a la igualdad salarial, lo que se interpreta como una remuneración de igual valor entre hombres y mujeres que desarrollan una misma ocupación. En México la Comisión Nacional de los Derechos Humanos considera la igualdad salarial como una cuestión de justicia remunerativa. 

Según cifras de la ONU, en 2017 las tasas de desempleo de mujeres y hombres en Latinoamérica y el Caribe eran del 10,4% mujeres y el 7,6% hombres, con una diferencia de 2,8%. Cerca de un tercio de las mujeres en nuestra región no contaban con ingresos propios lo que propiciaba un ambiente de vulnerabilidad y dependencia económica. 

De igual manera la ONU busca disminuir estás cifras con la colaboración de los países, para ello en la  Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible se establecen puntos de interés, justo en el Objetivo 5 de esta agenda aparece como primordial “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.”

Cuando hablamos de igualdad salarial en Latinoamérica pensamos inmediatamente en desventaja y brecha salarial de género, es un hecho que en Latinoamérica no se han dado las mejores condiciones para hablar sobre el tema, lo que hay que tener en cuenta es que el hecho de tener a la ONU preocupada sobre el tema es primordial, ya que de esta manera los gobiernos pertenecientes a dicha organización, deben entregar resultados y con ello generar estrategias que faciliten la igualdad salarial, la educación y el empoderamiento femenino. 

Hay que tener en cuenta que no sólo se trata de esperar un cambio, tenemos que hacerlo nosotras, buscar la manera de que se cumpla el objetivo ya sea a través de campañas, cursos a las demás personas o de manera más personal con nuestra propia formación, hay que invertir en nosotras a nivel intelectual y formativo, entre más conoces, entre más sabes y entre mayores sean tus habilidades menos serán las excusas para recibir un sueldo igualitario. 

¡Déjanos saber en los comentarios cómo percibes tus ingresos laborales frente a los de tus compañeros en la misma posición!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *