Girl Power

7 pasos para cerrar la brecha de género

igualdad de género

trending topic y de dominio público que hoy en día persiste la desigualdad de género en el mundo laboral, aún en los países con economías más desarrolladas. Ante el problema, hay múltiples propuestas de solución, entre ellas ésta que leí en un estudio de ManpowerGroup. La intención es primero acabar con el “sesgo inconsciente”, después lograr una inclusión consciente y, finalmente, llegar a la equidad.

Aquí siete pasos que la empresa recomienda:
1. Cambia tú primero. Convéncete del porqué es bueno tener tanto mujeres como hombres en puestos de poder para que el cambio sea auténtico, y no una moda pasajera. Lee aquí sobre la situación actual de desigualdad de género y porqué no nos conviene perpetuarla. 2. Los líderes tienen que hacer suyo el compromiso, no delegarlo. No es tarea del departamento de Recursos Humanos implementar el cambio en la organización. Éste debe venir desde arriba, predicando con el ejemplo, para que el resto del equipo vea que esto va en serio, y que el equipo de liderazgo apoya la moción. 3. Cambia el cuestionamiento, pregunta, “¿por qué no?”. En vez de decir “ella no está calificada para el puesto”, mejor piensa ¡cómo sí! ¿Qué podemos hacer para prepararla? ¿Cómo nos aseguramos que en la línea de sucesión de cada puesto haya mujeres? 4. Contrata personas que valoran a las personas. Asegúrate de que la gente de tu equipo valore el potencial humano de cada integrante. Esto puede sonar muy obvio, pero a mí ya me pasó tener una jefa francesa, que pensarías era muy avant-garde, y resultó que era la más retrógrada. Con decirte que no quiso jalarse a nuestro equipo a una mujer súper brillante porque acababa de tener un hijo y tenía negociado estar menos tiempo en la oficina y trabajar desde su casa. Asegúrate que tu equipo cree en llegar a objetivos, y no se enfoca en el “presentismo”. 5. Promueve una cultura de inclusión consciente, los programas por sí solos no funcionan. Han pasado tres décadas desde que se han implementado cuotas de género y programas genéricos y no han logrado que cambie la mentalidad porque se han visto como un esfuerzo aislado, y a veces hasta antinatural. La idea es que el equipo directivo promueva una cultura de inclusión consciente en su día a día, para que el resto de la empresa no lo vea como una “iniciativa de Recursos Humanos” en donde a fuerza hay que llenar X puestos con mujeres. 6. Sé explícito: ¿Mujeres dónde y cuándo? No es suficiente decir “vamos a poner tantas mujeres en X puestos y crear “sociedades rosas”. Tampoco lo es: “ya tenemos Y mujeres en áreas de apoyo, recursos humanos y comunicación institucional”. Las mujeres también deben estar en la línea de batalla, siendo responsables de un P&L (estado financiero que refleja ventas, costos, utilidad), y recibir coaching y mentoría para desempeñarse con éxito. 7. Toma las riendas y establece objetivos alcanzables y medibles. Hay que articular una visión y especificar cómo pretendemos cambiar las cosas, cómo se verán y para cuándo. Así como en los negocios fijamos metas y vamos viendo qué tanto nos acercamos, lo mismo hay que hacer con el tema de contrataciones y promociones para generar la inclusión consciente y, en un futuro, la equidad de género. A mí me parece un muy buen plan de acción. ¿Tú cómo vives este tema en tu trabajo actual? Have a kick-ass day! SandraFirma]]>