5 características que te definen como una Power Girl

Ser mujer es increíble. Cada una de nosotras demuestra a diario sus capacidades de liderazgo y fortaleza, por lo que sabemos que, por sí mismas, ya todas somos Power Girls. Sin embargo, a veces olvidamos o descuidamos aspectos de nosotras que pudieran impulsarnos o hacernos sentir más seguras. Por eso, aquí te presentamos 5 características que siempre debes tomar en cuenta.

No tienes nada qué demostrar

Si sientes que tu trabajo o círculo social te presiona o “hace menos”, recuerda que no tienes por qué darle gusto a los demás: jamás dejes que te hagan sentir “poca cosa”. ¡Confía! Si estás en un lugar es porque lo mereces y, si deseas crecer o cambiar, hazlo sólo por ti y para ti misma: la única competencia que tienes eres tú. 

person standing nearrailings viewing city at night

Ejercita cuerpo y mente  

Mantenerte saludable siempre será una buena forma de sentirte bien. La actividad física trae consigo beneficios: desde reducir el estrés hasta disminuir los riesgos de enfermedades. Asimismo, practica una actividad -fuera de tus ocupaciones- que te guste y no te frustre, pero que te obligue a concentrarte: rompecabezas, dibujar, diseñar o escribir, cualquier tarea es buena, así mantendrás un balance entre cuerpo y mente. 

man using ab roller

Las derrotas son válidas

Una Power Girl no siempre acierta. Sabemos que, como mujer, te sientes muy vulnerable ante los errores, pero tranquila: es imposible ganar todas las batallas ¿Acaso crees que Serena Williams nunca perdió un partido? La misma Marie Curie obtuvo muchos resultados debido a un accidente. Así que no te frustres cuando te equivoques, una aprende mucho más de sí misma cuando tiene que levantarse. 

¡Arriesga! Tu zona de confort puede ser una mala amiga

Si equivocarse es posible, el siguiente paso es atreverse. Desarrollar la autoconfianza es indispensable. ¿Cuántas veces no te has quedado con ganas de hacer algo sólo porque nadie puede ir contigo? No tengas miedo: organízate una salida sola, cómprate esas botas que sólo te gustan a ti o inscríbete a ese curso al que nadie quiere acompañarte. Reafirma tu identidad, demuéstrate que no necesitas de nadie para sentirte plena.  

No te intimides: tampoco hay que sonreírle a todo

Las personas sonrientes y positivas tienden a pasarla mejor en la búsqueda de sus metas; no obstante, tampoco se trata de mantener una “buena cara” ante cualquier circunstancia. Una debe ser honesta, por lo que molestarse ante alguna situación puede estar dentro de tu agenda. No te dejes intimidar: si estás frente a una injusticia o algo que te molesta tienes todo el derecho de manifestarlo. 

woman walking near white wall

Así que ya sabes: eres una Power Girl y no dejes que nada lo cuestione. Consiéntete, apapáchate y cree siempre en ti, porque en definitiva, ser mujer es increíble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *